ECOGRAFÍA

ECOGRAFÍA GENERAL

La ecografía es una técnica de exploración que permite ver imágenes del interior del cuerpo por medio de ultrasonidos. Estos cuando inciden sobre los diferentes tejidos del cuerpo producen un eco que se traduce en imágenes. Su uso más habitual es en el embarazo, aunque también se utiliza para ver órganos como el corazón, los riñones o el hígado, entre otros.





Es una técnica cómoda para el paciente, inocua y barata. Es una prueba que permite observar al instante los movimientos de los tejidos y de los intestinos, los órganos internos y la sangre circulante.

Permite diagnosticar un número amplio de situaciones. La más conocida es para el seguimiento del embarazo, pero se utiliza en todas las especialidades médicas. Sin embargo, la ecografía no es útil para observar las estructuras del cuerpo que tienen huesos o aire.


La ecografía es, quizás, la prueba más inocua e indolora que se realiza para el estudio de las enfermedades. Los ultrasonidos y la potencia a la que se utilizan no suponen ningún tipo de riesgo. Es por eso que se utiliza en las mujeres embarazadas. En algunos niños puede que sea necesaria la sedación para evitar que se muevan.

.A diferencia de las radiografías, la ecografía no utiliza radiación.



 

ECOGRAFÍA DOPPLER A COLOR


Es una variedad de la ecografía convencional, basada en el ultrasonido y aprovechando el efecto Doppler, es posible visualizar las ondas de velocidad del flujo que atraviesa ciertas estructuras del cuerpo, por lo general vasos sanguíneos, y que son inaccesibles a la visión directa.


 

ECOGRAFIAS OBSTETRICAS


La ecografía obstétrica consiste en la visualización del embrión o feto dentro del útero materno. Se trata de un método de diagnóstico imprescindible durante el embarazo. Hoy en día, se establece un control ecográfico seriado en todos los embarazos.

El número de ecografías a realizar para el control de un embarazo dependerá de varios factores, especialmente del hecho de que el embarazo sea de bajo riesgo o de alto riesgo obstétrico. Tu ginecólogo será quién te va a indicar cuántas ecografías serán necesarias y en qué momento deben realizarse.


En general, el control ecográfico de un embarazo de evolución normal implica:


Ecografía del primer trimestre (6-10 semanas): Al principio de la gestación se realizará una ecografía para averiguar el número de embriones y establecer, con la máxima seguridad, la edad gestacional.


Ecografía de segundo trimestre incipiente (11-13 semanas): (Sonolucencia Nucal) Nos permitirá valorar los marcadores ecográficos que se utilizan para el cálculo de riesgo combinado de Síndrome de Down. También podremos hacer una valoración anatómica inicial.


Ecografía morfológica (18-24 semanas): (Ecografía de III Nivel) Suele ser la exploración ecográfica más larga de todo el control del embarazo. En esta ecografía se lleva a cabo una valoración completa y exhaustiva de todos los órganos del feto con el fin de intentar descartar la presencia de anomalías estructurales. Asimismo, se valoran ciertos parámetros del útero y la placenta para poder obtener información sobre la evolución del embarazo.


Ecografía del tercer trimestre (30-34 semanas): Ecografía destinada fundamentalmente a valoración del crecimiento fetal. Asimismo, se valora la cantidad de líquido amniótico y la posible aparición de algún tipo de patología fetal evolutiva.

Finalmente, se realizará también una exploración ecográfica alrededor de la semana 39-40, a fin de evaluar la correcta posición del feto, su tamaño y el bienestar fetal intrauterino.

En el caso de gestaciones de alto riesgo, embarazos gemelares y otras circunstancias personales de la paciente, el número de ecografías necesarias para controlar la evolución del embarazo puede verse incrementado.

Durante el primer trimestre la exploración ecográfica se realiza por vía transvaginal, posteriormente se realiza mayoritariamente vía abdominal, si bien es cierto que puede ser necesario valorar algunas estructuras anatómicas tanto maternas como fetales por vía transvaginal.

 

ECOGRAFÍA TRANSVAGINAL


La ecografía transvaginal obstétrica es muy importante porque se confirma el embarazo presente, si el embrión está bien implantado, si el tiempo corresponde a las semanas de gestación, si ya hay fetocardia, también sirve para detectar embarazo ectópico. Además, se usa para identificar y evaluar la vitalidad del embrión, si es o no un embarazo múltiple.



 

ECOGRAFÍA OBSTÉTRICA TRANSABDOMINAL

Es un estudio ecográfico que se toma para poder diagnosticar embarazo, y valorar en general la situación del embrión.

Este tipo de Ecografías Obstétricas realizado por vía transabdominal desde las 11 semanas de gestación nos permite definir el número de bebes, de existir más de uno, establecer su viabilidad, la ubicación del mismo, establecer la edad gestacional más precisa y obtener los primeros datos del perfil de crecimiento.



 

DOPPLER OBSTÉTRICO


El Doppler materno fetal, tiene el mismo principio que la ecografía, pero adiciona la característica de poder medir los flujos de sangre que irrigan las arterias del feto, tanto las arterias umbilicales y cerebrales como así también la irrigación de la placenta, evidenciando parámetros de crecimiento y bienestar fetal, y el riesgo de preeclampsia.

Con el Doppler se escucharán sonidos, producto del paso de la sangre por los vasos sanguíneos o escuchara la frecuencia cardiaca del corazón del embrión o feto.


 

ECOGRAFÍA OBSTÉTRICA -III NIVEL-


La ecografía detalle anatómico o nivel 3, es un estudio avanzado y detallado del feto y la gestación.

Se realiza una evaluación exhaustiva y detallada de cada órgano o parte del feto, de la placenta, el líquido amniótico y el útero materno.

Esta ecografía se orienta a la búsqueda minuciosa de malformaciones o anormalidad fetal y de la presencia marcadores o señales de anormalidad cromosómica o fetal.

Se realiza de preferencia entre la semana 18 a 24 de gestación, la cual permite una mejor evaluación exhaustiva de los órganos fetales, aunque en algunas situaciones puede ser realizado en otras épocas del embarazo, sobre todo cuando es detectada una anormalidad en el ultrasonido básico de la gestación.



 

PERFIL BIOFISICO


Se hace con una ecografía para confirmar que el bebé recibe suficiente oxígeno dentro de útero.

Se realiza después de la semana 28 de gestación y en adelante. Es un estudio realizado mediante ultrasonografía que evalúa los movimientos fetales (MF), tono fetal (TF), movimientos respiratorios (MR), Índice de líquido amniótico (ILA) y la monitoria fetal para la evaluación del bienestar del bebé.

Se realiza para determinar el bienestar del feto, evaluando la actividad cardíaca fetal y comparando los movimientos fetales para ver si están relacionados y con todos estos datos, el especialista llegará a la conclusión de si hay un correcto bienestar fetal, o si hay algún riesgo de hipoxia y acidosis.



 

SONOLUCENCIA NUCAL


Es una ecografía de suma importancia, ayuda a evaluar el riesgo de que el bebé presente síndrome de Down u otras anomalías cromosómicas y problemas cardíacos congénitos. Este estudio se realiza entre la 11 a la 14 semana de gestación, se busca mediante la visualización de signos ecográficos que permitan evaluar el riesgo de ciertas anomalías.

Se utiliza para la valoración del riesgo de Aneuploidias o alteraciones cromosómicas como el Síndrome de Down, que con la aplicación de un modelo matemático nos permite cuantificar las probabilidades de ocurrencia.


#ecografia #doppler #color #obstetricas #trimestre #morfologica #transvaginal #transabdomical #obstetrico #obstetrica #perfil #biofisico #sonolucencia #nucal

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo