national-cancer-institute-XrLSV-CKmuQ-unsplash (1) copy.jpg

RAYOS X.

Los exámenes de rayos X son importantes porque pueden ayudar a diagnosticar y tratar afecciones médicas. También pueden visualizar que tan bien se está recuperando su cuerpo de lesiones o cirugía. Los rayos X son seguros y confiables y pueden apoyar a su médico a ver problemas que pueden no ser visibles durante un examen físico.

Historia

Una radiografía es un tipo de radiación electromagnética. Es una forma de energía que se libera cuando un electrón cae de un nivel de energía más alto a uno más bajo. Los rayos X fueron descubiertos en 1895 por Wilhelm Conrad Röntgen. Estaba experimentando con la electricidad y notó que una descarga de electricidad en un tubo de vidrio hizo que se encendiera una pantalla fluorescente. Puso su mano frente a la pantalla y vio una sombra de sus huesos. Röntgen llamó a la nueva radiación Rayos X porque X es el símbolo de lo desconocido.

Procedimiento

El examen solo toma unos minutos. Sin embargo, el tiempo que lleva prepararse para el examen puede variar según la parte del cuerpo que se esté radiografiando.
Existe un riesgo muy bajo de exposición a la radiación asociada con los exámenes de rayos X. Sin embargo, las mujeres embarazadas y los niños pequeños son más sensibles a los riesgos de la radiación y no deben someterse a radiografías a menos que sea absolutamente necesario.

Increíble

Una radiografía de tórax es una excelente herramienta de diagnóstico porque puede mostrarle al médico el interior de su tórax sin tener que realizar una cirugía. Puede mostrarle al médico cosas como qué tan grande es su corazón, cuánto aire hay en sus pulmones y si tiene algún líquido alrededor de sus pulmones. Además, una radiografía de tórax puede mostrar si tiene huesos rotos en la caja torácica.